Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza

Presidencia: María Dolores Ortiz.

Breve reseña histórica

Se funda en el año 1975, cuando la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza (adquirida en 1959 por la Junta de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Perdón) es donada a un grupo de mujeres.
Se contempla inicialmente la idea de que acompañen a la Virgen solo mujeres que se llamen Esperanza pero, como se reducía en exceso el número de posibles hermanas, se permite la entrada a todas las mujeres que lo deseen.
La imagen procesiona por primera vez la noche del Jueves Santo, en un pequeño trono dirigido por cuatro anderas, seguido por 15 mujeres vestidas de calle.
Con el paso de los años ha ido aumentando el número de hermanas, contando en la actualidad con 280 (50 anderas y 20 tambores).
Los primeros años se procesionaba con túnica y capa, sin caperuz, que se incorpora a partir de 1992.
La vestimenta de las hermanas de filas consiste en una túnica y capirote verdes, capa, guantes y cordón de nazareno blancos.
La vestimenta de las anderas y tambores consiste en túnica verde y verdugo, guantes y cordón de nazareno blancos.
En el año 2000, la Hermandad estrena su magnífico estandarte bordado a mano, por las madres Carmelitas de Albacete, con hilo de oro sobre terciopelo verde.
En abril de 2002, la Hermandad realiza un viaje oficial a Sevilla donde tiene lugar el acto de hermanamiento entre Nuestra Señora de la Esperanza y la Virgen de la Esperanza de Triana.
En 2006 se adquiere un trono realizado en alpaca plateada en Torralba de Calatrava.

Más información

Web: http://hermandadesperanzavdo.blogspot.com.es
Enlace a su Facebook.
Enlace a su Twitter.

Paso “Nuestra Señora de la Esperanza”

Foto: José Vicente (Estudio Castellanos)

La imagen pertenece a la iglesia de Santa María pero se venera en la iglesia de la Soledad.
Procesiona la noche del Jueves Santo (Procesión del Prendimiento), el Viernes Santo en la Procesión del Encuentro y el Domingo de Resurreción en la Procesión del Encuentro con su Hijo Resucitado (donde la Virgen, que inicia el recorrido con un velo negro, escenifica tres caídas antes de encontrar a su Hijo y volver a lucir su esplendoroso manto verde).
En 1997, la imagen es restaurada y procesiona en un trono más grande portado por 40 mujeres.
En 2003 se restaura la corona y la imagen luce un precioso manto también bordado a mano por las madres Carmelitas de Albacete. Estrena pañuelo que luce en su mano derecha, el alfiler de plata del pecho y anillo en su mano izquierda donados por las hermanas. Igualmente estrena mantilla realizada a mano por artesanos de Sevilla.
En 2004 estrena vestido, bordado a mano por las mismas madres Carmelitas de Albacete, de terciopelo marfil con hilo de oro y forro de seda natural.